Media Contact

Ann Mullen, ACLU of Michigan Communications Director, amullen@aclumich.org, (313) 400-8562

February 28, 2019

ACLU y MIRC Piden Cambios Sistémicos Más Amplios En El Departamento De Policía De Grand Rapids, Mas Allá De Suspender a Un Oficial

GRAND RAPIDS — La American Civil Liberties Union of Michigan [Unión Americana de Libertades Civiles de Michigan] (ACLU por sus siglas en inglés) y Michigan Immigrant Rights Center [el Centro de Derechos de Inmigrantes de Michigan] (MIRC por sus siglas en inglés) aplauden la decisión de la Ciudad de seguir investigando y suspender al Capitán de la Policía Curt VanderKooi administrativamente. ACLU y MIRC publicaron previamente documentos que muestran que el Capitán Vander Koois se burló de y le mostro discriminación racial perfil hacia Jilmar Ramos-Gómez, un ciudadano de los Estados Unidos y veterano de combate de la Infantería de Marina condecorado, cuando se contactó con el Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) para verificar el estatus migratorio del Sr. Ramos-Gómez. Sin embargo, la ACLU y MIRC también le sugieren fuertemente a la Ciudad de Grand Rapids a hacer cambios mucho más amplios para detener la discriminación de perfil racial, proteger a las personas con discapacidades y restaurar la confianza de la comunidad en el Departamento de Policía de Grand Rapids.

«Es comprensible que se haya prestado mucha atención a las acciones espantosas del Capitán Curt VanderKooi», dijo la abogada de ACLU, Miriam Aukerman. «Pero sus acciones son solo un síntoma de un problema mayor. Esto va más allá de un oficial. La participación del GRPD en este horrible incidente solo salió a la luz porque el público exigió una investigación. E incluso cuando la evidencia de esa investigación mostró un perfil racial, allí mismo en blanco y negro, el GRPD exoneró al Capitán VanderKooi. No fue suspendido hasta que el público se presentó en vigor para exigir la rendición de cuentas. Eso es un problema, y muestra que la policía no puede controlarse a sí misma».
 
ACLU y MIRC le piden a la ciudad de Grand Rapids que tome medidas inmediatas para ayudar a restaurar la confianza de la comunidad.
  • La Ciudad, incluyendo el GRPD, debe cesar toda cooperación y comunicación con ICE que no sea absolutamente requerida por la ley.
  • La Ciudad debe comprometerse con la transparencia en sus relaciones con ICE publicando un registro de todas las comunicaciones que tenga con ICE en un informe mensual, disponible en su sitio web.
  • El GRPD debe colocar a un oficial respetado en quien la comunidad confíe en la posición, anteriormente ocupada por el Capitán VanderKooi, de certificar visas para víctimas de delitos, con el fin de reducir el temor en nuestra comunidad de que reportar crímenes conducirá a la deportación.
«Hay mucho en juego para permitir que se hagan negocios como de costumbre dentro del Departamento de Policía de Grand Rapids» dijo la abogada de MIRC Hillary Scholten. «Se necesita una acción inmediata para generar confianza en la comunidad, y eso significa todos en la comunidad. La policía debe tratar a todos de manera justa, no solo cuando exigimos que lo hagan. El Departamento de Policía necesita poner fin a su enredo con ICE de inmediato. Y la Ciudad necesita ser transparente cuando hay alguna comunicación con ICE. Se necesitará más que suspender un oficial para restaurar la confianza de la comunidad y asegurarse de que algo como esto nunca vuelva a suceder».
 
La ACLU y el MIRC también creen que la próxima revisión de las políticas y procedimientos del GRPD debe abordar no solo los contactos con las agencias federales de inmigración, sino también la protección de las personas con discapacidades.

Stay informed

ACLU of Michigan is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National